sábado, 22 de junio de 2019

AMOR

A Rafael

Su nombre dormía
entre las paredes de su corazón
como duerme el fruto
en el cáliz de la flor.

Una mañana abrió los párpados
y pudo dibujar sus sílabas
en el horizonte.

Le pareció conocer ese nombre
desde mucho tiempo atrás,
le pareció que no le era ajeno ni extraño,
le pareció que se pronunciaba
permitiendo que entrase una bocanada de aire
y consintiendo que saliese el mismo aire,
vibrante y caliente,
a través del anillo de sus labios.

Se atrevió a intentar articularlo
con la voz madura del azúcar:
lo vocalizó pausadamente, deteniéndose
en su inicio y en su culmen,
acariciando la liviandad de sus alas.
Después lloró.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "Inocencia", Guillaume Seignac

Safe Creative #1202281214599

jueves, 30 de mayo de 2019

MÍA


La luz cobriza de la tarde
tensaba un arco de manos y distancias
en la atmósfera.

Todos los besos
sabían al vacío vibrante de mi boca,
todas las rosas
florecían entre mis muslos,
todos sus pétalos
surgían de las sinuosas curvas
de mis labios
y contenían un rubí rutilante,
una gema escarlata.

Aquella luz vespertina se fue,
los besos se imaginaron
durante el reposo nocturno.

Las estrellas mutaron sus hábitos
y se encerraron en mi aliento,
sentía sus brillos plateados,
sentía sus chisporroteos
entre los dientes,
sentía sus afinadas voces
de clarinete, sus lenguaraces diálogos.

Entonces fui mía quizá por vez primera 
—mía y solo mía—,
como si fuera de mí nada existiera.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura de Christian Gaillard

Safe Creative #1202281214599

PÁJAROS


Hay pájaros 
verdes
como la bruma 
de las montañas de Guatemala,
aves de plumas tan largas y sedosas
que sólo pueden alzar el vuelo
en esos paraísos de selvas brillantes 
como esmeraldas.

Hay pájaros 
que levantan sus voces
y alcanzan los cielos,
que cortan el aire
con los afilados cuchillos
de sus gargantas, y pájaros 
que sólo pían
y saltan graciosos entre las ramas.

Pájaros hay 
de todo tipo:
amarillos, pardos, azules,
con pecheras rojas 
o de crestas coronados.

Pájaros hay 
también de guerra,
que llevan la fiereza en el tajo de la pupila
y tambores bajo las alas.

Y los hay 
que sobrevuelan el nido ajeno
deslizando 
sus siniestros planeos entre las sombras,
deslizando 
el silencio entre sus picos.

Son aves de rapiña 
aguzando instintos, con el botín 
en el punto de mira.

Urracas y azores cenicientos
afanados en el hurto del reluciente 
metal de la palabra.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "Pareja de quetzales en Tikal", Carlos Alberto González da Silva

Copyrighted.com Registered & Protected 
TD1T-YTMW-AFMV-17DJ

miércoles, 15 de mayo de 2019

NO DIGO NO SI QUIERO DECIR SÍ


No digo no
si quiero decir sí,
porque cuando digo no
se cierran los portones de mis labios
y el puente levadizo de mi lengua,
y una torre almenada
se erige sobre el solar
de mi boca.

Allí, la palabra aguerrida
—hincando su rodilla—
es hábil ballestera.

Allí, en ese perol carnal,
hierve el aceite
que será mortal cascada
vertiéndose matacanes abajo,

y no hay catapulta ni almajaneque
que derriben mis muros,
ni ariete que me cambie el adverbio.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "La belle dame sans merci", Frank Dicksee

Copyrighted.com Registered & Protected

viernes, 10 de mayo de 2019

PERMANENCIA


Nada permanece en este mundo breve,
el mar es una boca engullendo ríos y rocas,
y la vida es yesca consumida
por un fuego voraz.

Pero si en alguna parte
—no sé si más allá de las estrellas—
la raíz de algo sobrevive,
será entonces lágrima,
fruto de la alegría
por su luz gestada entre las sombras,
por su destino de horas infinitas.

Si algo permanece —si no muere—,
será el amor por los que quisimos,
y quizá vuelva,
como vuelve el mar
rugiendo en una caracola.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "The shell" (La caracola), 1871, William Adolphe Bougereau

© Copyright: 0baHXPwCpzJHZ0ft

Copyrighted.com Registered & Protected

jueves, 9 de mayo de 2019

NADA (CÉSAR BORGIA)


Príncipe,
tu espada 
—templada en el horizonte
donde el cielo y el infierno
se acoplan lujuriosos—
es un rayo homicida 
que grita su vértigo,
el eje de una tempestad
que arrasa vergeles,
una fértil materia
que gesta el dolor.
Su metal sediento
te mantiene a horcajadas,
Gran Confaloniero, Duque Valentino.

Los idus de marzo
galopan veloces
hasta la Barranca Salada. Aventajan tres días. 
Tu máscara de cuero cae,
entonces, un destello en el acero muestra: 
“O César o nada”.

(Mayte Llera, "Dalianegra")

Pintura: "Retrato de César Borgia" (s. XVI), Altobello Melone. Academia Carrara, Bérgamo, Italia

Copyrighted.com Registered & Protected 
CQAT-KJUH-4E35-S71L

miércoles, 24 de abril de 2019

TODAVÍA FLOREZCO


Pese a todo,
pese a tanto,
todavía florezco
en primavera,
cuando los ranúnculos, 
con su piel charolada, 
motean los prados como copos de sol;
los mismos prados que en otro tiempo 
acogieron nuestros cuerpos ansiosos
y fueron madres tibias e indulgentes,
y fueron esponjosos lechos.

Todavía reconozco las mismas estrellas
que engarzaban sus auras irisadas
en el agua de nuestros ojos,
fundiendo en ellos la reluciente esfera de la noche 
y propiciando el sabor lento de los besos.

Pienso entonces en cómo serían ahora mis días
de no haber tenido conmigo
la firmeza de tus manos,
la determinación de su pulso,
que me sostuvo, con su cable de acero,
para impedir
que una última hebra de humo 
perdiera el cabo que me ataba a la hoguera.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "Primavera", Franz Winterhalter

Copyrighted.com Registered & Protected 
NADY-OK5D-XQIR-LBZT

sábado, 6 de abril de 2019

TÚ Y TUS PERICOS


Tú y tus pericos multicolores,
tus monos negros,
tus gatos igualmente negros,
la cervatilla asaeteada,
como un San Sebastián silvestre
entonando una elegía por sí misma
(por ti misma),
por el inmenso dolor que te laceraba
por dentro,
por fuera.

Tú y tus pericos tornasolados,
el yugo de tus cejas unciéndote los ojos,
tu bigotito ambiguo, andrógino,
tu pierna flaca de poliomielitis,
los largos vestidos
de tehuana y los pantalones para disimularla,
los corsés de escayola
—como aquel adornado con la hoz
y el martillo—,
a veces el otro con cinchas de acero,
las cicatrices,
el matrimonio
que te pintaba lágrimas
por otras que él amaba,
las lágrimas por otras y otros
que también amaste tú, 
y por los hijos perdidos
y por la cirugía
y por las amputaciones…

El corcel brioso
de la risa saltando una barrera
de tarde en tarde,
las caricias cómplices con Tina Modotti,
los besos clandestinos con León Trotski,
los viajes al norte,
la vuelta al jardín de tu Casa Azul,
a su pirámide de estuco,
a sus ídolos hieráticos de factura milenaria,
al cielo de espejo de tu cama,
al óleo que ya era sangre de tus venas,
a los pinceles que ya eran falanges de tus dedos,
a las ajorcas de jade que arrullaban tus muñecas,
a los collares huicholes de turquesas y corales,
al arcoíris de raso que enjaezaba tus trenzas,

al huipil que sería tu mortaja
mientras Diego te lloraba, a ti, Frida,
que en vida fuiste su sombra
y, ahora, muerta, nos deslumbras. 

(Mayte Llera, Dalianegra)


Safe Creative #1202281214599






Imágenes de cuadros de Frida Kahlo ("Yo y mis pericos", 1941, "Autorretrato con monos", "Autorretrato con collar de espinas y colibrí", "La pequeña cervatilla", 1946), y fotos mías posando en el jardín de la Casa Azul (casa natal de Frida Kahlo en Coyoacán, México D. F.)


viernes, 21 de septiembre de 2018

EL VERANO SE VA


El verano se va,
coletea su estela
hundiéndose en el salitre
como un pez abisal;
se lo lleva septiembre,
zambulléndose en la plata del mar
como un tritón brioso.

Se va este tiempo fecundo
con su cáliz de oro y nácar,
con su calor de infierno dulzón,
con su cadencia oleosa.

La aurora llega,
con su anzuelo
de adelfas escarlata,
pergeñando la emboscada del otoño.

El verano se va,
su claridad se apaga
entre la hojarasca de un túnel sombrío.

Se va este tiempo azul.
Mis barcos navegan
—atentos al horizonte—
con la esperanza
de volver a avistar
la luz de su faro.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "Expectations" (1885) Lawrence Alma-Tadema

© Todos los derechos reservados

Copyright: sTdWOV3xiG5afr5r

Copyrighted.com Registered & Protected

martes, 19 de junio de 2018

PRISIÓN


Algunas veces
la vida
nos empuja a la ceguera,
y buscando el amor,
la felicidad,
la risa,
encontramos barrotes
y altas torres.

Deseamos
borbotones de alegría
y en la boca
nos mueren estrellas,
en el pecho
nos estallan maremotos
y en el vientre
nos sangran mariposas.

Demasiada confianza otorgada
a la permuta,
demasiado candor el que alojan
los corazones mansos.

La libertad
no es luz
que se filtre por las rendijas.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura de Pascal Chove

© Copyright: 6zSbxjO1OJB2Be29

Copyrighted.com Registered & Protected

lunes, 11 de junio de 2018

BOTELLA VACÍA


Sin ti,
era una botella vacía
que solo conservaba
el rastro de su contenido.

Sin ti,
el porvenir
era el flujo oscuro
que manaba del cadalso
que exterminaba los pájaros
y custodiaba los silencios.

Aterida, desmembrada,
dormías en la fosa
donde mi impericia
te había sepultado.

Pero el paso fortuito
de una luciérnaga
alumbró la noche
con su reluciente pólvora,

despertándote
y liberando
el vuelo tumultuoso de los verbos.

(Mayte LLera, Dalianegra)

Pintura: “Sauce rizado”, Steve Smulka


Safe Creative #1107059609372

miércoles, 4 de abril de 2018

UN SONETO (aunque no sea Lope de Vega)


Un soneto me manda hacer Violante, 
aunque no sea Lope, ni de Vega 
apellidarme pueda, ni en la friega 
de ansiar las distinciones arrogante 

deba mostrarme, siendo una aspirante 
como otra a convertirme, con entrega, 
en trovador que el ánima sosiega 
y arrulla el corazón más apremiante. 

Poeta quiero ser de envergadura 
—aunque el tiempo me mire en la distancia—, 
poeta sin llegar a la locura. 

Que codicio perderme en asonancia,
en consonancia hallarme la cordura 
y en la pluma volcarme en abundancia. 

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: "Julie Manet escribiendo" (1891), Berthe Morisot

Safe Creative #1112150753442

sábado, 24 de febrero de 2018

SAL


En el pasado, un océano inabarcable
extendía ante mí sus plateadas alas de albatros.
Aquel mar inmenso lamía,
con su burbujeante espuma,
la quilla de mi destino.

¿Qué habrá sido de ese piélago?
Bajo mis pies 
ya no hay olas, una marisma salobre
recuerda su ubicación.

¿Dónde 
se han ido 
sus peces,
sus corales y arrecifes,
sus estrellas, 
sus anémonas, los bivalvos 
con sus perlas?

¿Dónde 
se desvanecieron
esas huellas,
esas sombras?

¿En qué escarpado farallón
se encallaron mis deseos? 
¿En qué aguas iracundas  
se apagaron los volcanes 
que incendiaban nuestras bocas? 

¿Dónde naufragó tu pecho cubierto
de amaneceres?

Tanto le pregunto al viento, tanto…
que obtengo sal y zozobra.

(Mayte Dalianegra)

Pintura: “Miranda. La tempestad” (1916), John William Waterhouse

Safe Creative #1202281214599

Música: "Feelin' way too damn good", Nickelback

martes, 6 de febrero de 2018

LA NOSTALGIA


La nostalgia nos consume
en esas horas 
en que la tarde se desploma
embestida por el toro de la noche, 
cuando los engranajes de la memoria
giran despacio
y perfumes casi olvidados
nos recuerdan
que seguimos vivos,
vivos y solos.

(Mayte Dalianegra)

Pintura: "By the wayside" (Por el horizonte), John William Godward (1912) 

Safe Creative #1110240372184

martes, 19 de diciembre de 2017

EN EL MAR DE AFRODITA


Cae la noche
en el mar de Afrodita.
Ares desea.

(Mayte Llera, Dalianegra)

Pintura: “Reina rosa”, Soledad Fernández

Safe Creative #1006116568402