sábado, 26 de abril de 2014

EL ÁNGEL AZUL

Llevaba entrañas de sierpe entre los dientes,
y los pezones bruñidos
por tantas manos,
como luciérnagas avivaban su mirada
al encenderse las candilejas del proscenio.

Poseía ojos de marisma
en calma enturbiados por un huracán de khol,
y los labios
 eran ciclámenes encarnados
desmadejándose
ante el paso convulso de sus palabras.

Vibraba su voz de humo
en notas graves
—sostenidas en el desfiladero de su laringe—
quebrándose en fragor de catarata.

A horcajadas sobre una silla de cabaret,
así respiraba aquel ángel azul
la noche oscura,
engendrando pasiones de hiel y cieno,
 alumbrando el despertar de una aurora marchita
en la república de las quimeras,
en el Berlín de los manumisos.

Mayte Dalianegra

Pintura: "Cabaret", Raymond Leech
Safe Creative #1011047766582


Música: "Die fesche Lola"  y "Lili Marleen", Marlene Dietrich







Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ariadna abandonada, John William Waterhouse

Ariadna abandonada, John William Waterhouse